Voyage vers la mémoire

ANA BALDÁN, EN EL RECUERDO

Siempre resulta difícil hablar de una compañera que ha estado tantos años con nosotros, y de repente nos deja huérfanos. No llegamos a creerlo, y pensamos que solo se trata de una baja provisional por enfermedad, para recobrar fuerza y volver a las clases. Y más tratándose de ella, una luchadora, que a principio de este curso pensaba volver pronto a estar con sus alumnos, preparar sus clases y estar al pie del cañón en el día a día del instituto. Suenan aún sus palabras de preocupación por el trastorno que su baja podía suponer en el buen desarrollo de las clases de francés.

Ana llevaba seis años trabajando en el IES Alborán- Manuel Cáliz. Profesora de Francés en el IES de Pechina, su ilusión como profesional era conseguir una plaza como titular en nuestro instituto, para formar parte del Departamento de francés, su gran pasión. Concursó, consiguió la plaza y al llegar se incorporó de lleno a la Sección Bilingüe, preparando el DELF al primer ciclo de la ESO. Consciente de la labor que estaba realizando y del esfuerzo que suponía adquirir una nueva metodología, inquieta siempre por dar lo mejor de ella misma a sus alumnos, propuso formarse personalmente y asentar progresivamente el conocimiento de cada nivel, pasando a preparar el B1, y el B2, y las clases de Literatura Francesa de 1º bachibac, que completaba con el francés segundo idioma de la ESO, pero sobre todo de los Primeros de Bachillerato. Iniciaba siempre la enseñanza de un nuevo nivel con cierta preocupación, la de recorrer un camino nuevo, desconocido, preocupada los primeros meses, y muy satisfecha y feliz con los resultados obtenidos al final de curso, al comprobar el fruto de su tenaz trabajo durante el año escolar. Con el bachibac, se sentía ya plenamente preparada y dispuesta a enseñar cualquier nivel con toda tranquilidad. Tenía tal experiencia con el DELF, con una perspectiva de largo recorrido de todos sus niveles, que se sintió atraída por la experimentación, iniciando la formación de la segunda línea bilingüe, muy contenta con sus pequeños alumnos al ver como asimilaban con facilidad la nueva metodología.

Como compañera era una persona razonable, cariñosa, amiga de sus amigos, con la modestia del que sabe que nunca se termina de aprender, a la escucha atenta de todo lo que podía enriquecerla profesionalmente, nunca con la actitud soberbia del que se cree en posesión de la verdad. También predispuesta a participar en las actividades extra-escolares del departamento, los viajes a Francia e intercambios periódicamente renovados que hacen de la Sección Bilingüe un laboratorio del idioma francés, mientras se lo permitiera la dedicación a la familia, su otra ocupación fuera de las aulas.

Por consiguiente, una gran profesional, clave en la estabilidad definitiva del Proyecto Bilingüe del IES Alborán-Manuel Cáliz. La pérdida de nuestra compañera en plena madurez de su trabajo después de tantos esfuerzos constituye un duro golpe para nuestro Departamento y para el Instituto. Esperemos estar a la altura de las circunstancias y ser capaces de mantener en el futuro la misma ilusión con la que Ana dedicó sus esfuerzos para que el francés fuera lo que es hoy en el IES Alborán.

 

El Departamento de francés del IES Alborán-Manuel Cáliz